gran-buda-de-leshan-portada

China es un gran país tanto por su tamaño como por la singularidad que tiene. Es que es un país en el que todo es grande y todo se hace a lo grande y el gran Buda de Leshan es una prueba de ello.

Hace un par de años en uno de nuestros viajes decidimos visitar varias localidades Chinas. Una de ellas fue Leshan y una de las principales cosas que nos empujaron a visitar Leshan fue el Buda gigante de piedra que allí hay.

cabeza-buda-gigante

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto al monte Emei (muy cercano) en 1996. Sus dimensiones son épicas y de hecho es, con sus 71 metros, el gigante esculpido en piedra más grande del mundo.

Está construido sobre la pared de un acantilado y sencillamente es impresionante ya que se encuentra entre las confluencias de 3 ríos, el Min Jiang, el Dadu y el Qingyi.

gigante-de-leshan

Llegar a Leshan no es difícil ya que se encuentra bien conectada tanto por tren como autobús desde Chengdu, la capital de la región de Sichuan, al Oeste del país. Chengdu es la capital de la región de Sichuan y es conocida  por albergar la sede del centro de conservación del Oso Panda gigante, otro motivo más para visitar la región.

Se dice que el Buda de Leshan fue esculpido en el siglo VIII y se pretendía que la figura protegiera a los barcos, las mareas y a la ciudad de las inundaciones.

buda-gigante-de-leshan

Recomendaciones para visitar el Buda gigante de Leshan

Se puede visitar en una excursión de un día desde Chengdu.

Si llegas en tren de alta velocidad debes coger un autobús urbano el cual puedes encontrar a la salida de la estación a la derecha.

No te bajes en la primera parada que hay al borde del río. Espérate y bájate pasadas dos paradas, en la entrada del Hanya Tomb Museum. (Lleva cuidado, es fácil pasar de largo pues el autobús sigue, debes fijarte en la entrada que se encuentra a la derecha).

Te aconsejamos que visites primero este recinto ya que conecta con el gran Buda y no olvides comprar la entrada al gran Buda en la entrada del Hanya Tomb Museum.

Si quieres sorprenderte, no busques nada sobre este sitio y sencillamente recórrelo.

Si quieres visitar solo el Buda gigante bájate en la primera o segunda parada pero te perderás todo lo demás que es impresionante.

cabeza-de-buda-de-piedra-leshan

Merece la pena coger una de las embarcaciones que hay al borde del río y que te llevan a ver el Buda desde el agua. Solo desde aquí se pueden apreciar la estatuas esculpidas en la pared del acantilado que flanquean al Buda además de ver el Buda desde una perspectiva mejor ya que debido a su grandeza y al poco espacio que hay en su base, no se puede apreciar en plenitud.

Nosotros lo que hicimos fue una parada de camino al monte Emei, a escasos 30 minutos de Leshan.

Salimos por la mañana desde Chengdu y paramos en Leshan. Cogimos el autobús y fuimos directamente a la entrada del Hanya Tomb Museum, visitamos el recinto y después el gigante en último lugar y a las 5 de la tarde ya lo habíamos visto todo.

escalera-del-gran-buda-de-piedra-de-leshan

Por la noche el Buda esta iluminado, si duermes en Leshan busca la manera de verlo de frente a lo lejos, dicen que es espectacular.

Prepárate para subir y bajar escalones.

Si quieres hacer como nosotros y alojarte en Chengdu, te dejamos aquí una selección de hoteles a los mejores precios.