mega guia viajar avion por primera vez

Si nunca has viajado en avión tendrás muchas dudas e inseguridad y te preguntarás ¿cómo viajar en avión por primera vez?

Dicen que hay una primera vez para todo en la vida y una de las mas emocionantes es nuestro primer viaje en avión. Volar es diferente a cualquier otro método de transporte, viajar en avión es algo que o lo odias o lo amas pero no te deja indiferente.

 

Volar no es natural para los seres humanos y es por ello que la sensación de inseguridad es mucho mayor que usando otro medio de transporte, pues en transportes como el tren o el coche tenemos una sensación de control que volando no tenemos.

Así que si nunca has viajado en avión, te asaltarán muchas dudas. Nosotros te vamos a dar unos consejos para que disfrutes de la experiencia y puedas viajar tranquilo y con seguridad.

Antes de volar

Antes de dirigirnos al aeropuerto tenemos que tener en cuenta un par de premisas fundamentales:

Comprueba el número de terminal del aeropuerto

En aeropuertos de un tamaño considerable suelen haber más de una terminal. Una terminal es como un pequeño aeropuerto dentro del aeropuerto.

Suelen estar conectadas entre sí, unas veces por transporte externo como autobuses gratuitos y otras por transporte subterráneo en aeropuertos de grandes dimensiones como el aeropuerto de Dubai.

terminal de aeropuerto

Ve con suficiente antelación al aeropuerto

Hay una regla no escrita que dice que para vuelos nacionales tienes que estar una hora y media antes en el aeropuerto y para vuelos internacionales entre 2 y 3 horas de antelación. Estos tiempos van a depender del aeropuerto y la compañía.

Tienes que informarte de cuando es la apertura y cierre de la ventanilla de facturación, normalmente cuando reservas un billete te lo suelen indicar, sino en la misma web de la compañía lo suelen indicar.

 

Dentro del aeropuerto debes hacer dos gestiones que pueden acarrear tiempos de espera elevados: la facturación y el acceso a la zona de embarque (además de la búsqueda de la puerta de embarque) que os contaremos un poco más abajo.

Por otro lado siempre pueden ocurrir contratiempos como equivocarnos de número de terminal y tener que dirigirnos a la terminal correcta (puede haber colas en el transporte y el trayecto puede durar varios minutos), puede haber problemas en el acceso al aeropuerto, etc.

Mi primer viaje en avión: Qué hacer en el aeropuerto

Coger un avión por primera vez puede ser complicado si nunca lo has hecho y es que los trámites en el aeropuerto pueden despistar a más de uno. Siguiendo estas indicaciones, no tendrás problemas.

que hacer en el aeropuerto

Dentro del aeropuerto

Una vez llegamos a la terminal correcta del aeropuerto, hay que dirigirse a los paneles de información de vuelos que encontraremos nada más entrar.

Debemos comprobar que nuestro vuelo sale en esos paneles. Normalmente son unos paneles digitales con fondo azul en el que encontramos los vuelos ordenados por hora de salida.

Cada línea es un vuelo y la información que encontrarás es:

  1. El destino
  2. El nombre de compañía aérea
  3. El número de vuelo
  4. La puerta de embarque
  5. Los números de los mostradores de embarque a donde deberemos dirigirnos para obtener las tarjetas de embarque y facturar las maletas (Este dato solo se mostrará en los paneles de entrada al aeropuerto, antes de facturar. En los paneles dentro de la zona de embarque no aparece dicha información)
  6. La hora de salida
  7. El estatus del vuelo que puede ser: en hora, retrasado o cancelado.

paneles información aeropuerto

*La información se puede mostrar como en la foto o de manera ligeramente diferente, pero básicamente encontraremos unos paneles muy parecidos a este.

Si llegamos demasiado temprano es posible que nuestro vuelo aún no salga en pantalla así que no te apures, comprueba la hora y espera que tu vuelo salga.

Si ves que hay vuelos con horario más tarde que el tuyo anunciados y el tuyo aún no aparece es posible que o te hayas equivocado de terminal o que te hayas equivocado de día de vuelo.

Ante la duda, lo mejor es que te dirijas a alguno de los puntos de información del aeropuerto o que busques algún punto de información de la compañía aérea con la que vas a viajar.

 La apertura del mostrador de facturación es de unas 2 o 3 horas antes del vuelo y el cierre como mínimo 30-40 minutos antes del vuelo.

 

Acudir al mostrador de facturación

Una vez sepamos cuales son los mostradores de facturación de nuestro vuelo, deberemos dirigirnos hacia allí para identificarnos y para que nos entreguen las tarjetas de embarquen que vienen a ser el billete con el cual podremos subir al avión.

Debes identificarte con el mismo documento usado al realizar la reserva. No puede estar caducado y para según que destinos, tiene que tener un periodo de validez mínimo de 3 o 6 meses por regla general

Será normal que tengas que hacer cola, esta puede ser larga dependiendo del tipo de vuelo, de la compañía y de la cantidad de mostradores abiertos para atender a pasajeros.

El personal del mostrador de facturación te pedirá tu identificación y será recomendable que lleves impreso en papel o en el móvil la información de vuelo que te dan al hacer la reserva.

Normalmente tendrás un código de identificación llamado localizador, que corresponde a tu reserva. ejemplo billete electronico localziador También te preguntarán si vas a facturar maletas (aunque a ellos ya les sale en pantalla). Estas maletas irán en la bodega del avión.

Las pesarán para comprobar que no exceden el peso estipulado en tu billete (normalmente en los vuelos internacionales suele ser de entre 15 y 20 kilos por persona pero cada compañía puede establecer sus criterios).

mostrador-de-facturacion-aeropuerto

Si todo está correcto, les pondrán las pegatinas de facturación y las meterán al sistema de distribución de equipajes del aeropuerto. Ten en cuenta que ya no las volverás a ver hasta llegar a destino.

Una vez hecho esto, te darán las tarjetas de embarque que como te decía antes, son imprescindibles para acceder al interior del aeropuerto y pasar el control de seguridad y por lo tanto para subir al avión, así que las debes de guardar bien y no perderla bajo ninguna circunstancia.

La tarjeta de embarque
La tarjeta de embarque es el billete en sí y contiene la información del vuelo y del pasajero.

Se compone de dos partes separadas por una línea de corte. No las separes, debes conservar ambas hasta que vayas a subir al avión, momento en el que se quedarán con la parte grande y te darán la parte más pequeña.

En la parte más ancha tenemos la información del vuelo bien grande y en la zona pequeña tenemos la misma información en menos espacio.

 

tarjeta de embarque

Sin la tarjeta de embarque no podremos pasar ni a la zona de embarque ni por lo tanto podremos acceder al avión. Si has facturado maletas te colocarán unas pegatinas identificativas de equipaje detrás de la tarjeta de embarque.

Esta numeración será necesaria si hay problemas con el equipaje ya sea porque te piden demostrar que ese equipaje es tuyo o porque se ha extraviado o cualquier otra circunstancia.

Una vez ha cerrado el mostrador de facturación no podrás acceder al avión ni a la zona de embarque si no has conseguido la tarjeta de embarque y te tocará acudir al mostrador de información de la compañía para saber que puedes hacer.

Facturación online

Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, es posible realizar la facturación desde casa y de esta manera poder imprimir la tarjeta de embarque.

Si no tenemos maletas para facturar, no necesitaremos pasar por el mostrador de facturación y podremos ir directamente hacia el control de seguridad al cual podremos acceder mostrando la tarjeta que nos habremos descargado en el móvil.

Lo mismo para el acceso al avión, accederemos mostrando el móvil.

facturacion-online

Si tenemos maletas, tendremos que hacer igualmente la cola en el mostrador de facturación (aunque tengamos la tarjeta de embarque) para dejar las maletas y que las suban al avión.

Hay que tener en cuenta que ciertas compañías low cost te exigen facturar online si no quieres pagar un recargo por realizar el trámite en aeropuerto.

Asegúrate bien de tus obligaciones y responsabilidades de los billetes que compras; tras las super ofertas de las compañías low cost se encuentran este tipo de restricciones.

Facturación en estaciones de metro y tren

Sobre todo en grandes ciudades con grandes aeropuertos, algunas compañías han habilitado ventanillas de facturación en estaciones de metro y de tren e incluso en edificios a pie de calle.

De esta manera puedes hacer el trámite antes de llegar al aeropuerto. Ellos llevarán las maletas hasta tu avión.

Deberás tener en cuenta las condiciones de uso de este servicio pues el tiempo es más restrictivo dada la distancia con el aeropuerto pero si conoces bien como funciona, te podrás evitar ir cargado hasta el aeropuerto y evitar las colas que allí pueda haber.

Control de seguridad de acceso a la zona de embarque

Una vez hemos dejado el mostrador y nos han dado las tarjetas de embarque, podremos acceder a la zona de embarque. Para ello hay que pasar el famoso control de seguridad.

Es una zona donde solo podrán pasar aquellas personas con tarjeta de embarque e identificación. Aquí es donde nos despedimos de nuestros familiares y amigos que hayan venido a acompañarnos al aeropuerto.

En este control de seguridad es donde te quitarán el agua y te harán pasar a ti y a tu equipaje de mano por un escáner.

control-de-seguridad-aeropuerto

Ten en cuenta que hay aeropuertos que tienen varios puntos de control de acceso o “check in” de seguridad. Podría ser que te indicaran por cual deberías de pasar.

Es normal que aquí haya que hacer cola, a veces mucha (hay que recordar la pasada huelga de personal de seguridad del aeropuerto de Barcelona el Prat en 2017 que llegó a ocasionar colas de más de 3 horas.)

Esto es algo excepcional pero a veces se junta mucha gente a la vez por la coincidencia en horario de grandes vuelos y puede ser que nos veamos apurados si no vamos con tiempo de sobra.

Si ves que vas a llegar tarde y que vas a perder el vuelo, pide amablemente a las personas delante tuya que te dejen pasar.

Pondrán mala cara pero en la mayoría de casos dejarán que pases primero. Después de hacer la cola te encontrarás con unas bandejas de plástico donde deberás colocar tus pertenencias y llevarlas hasta el escáner.

Pautas para pasar el control de seguridad del aeropuerto:
  • Deberás colocar en las bandejas todos los objetos metálicos que lleves encima, incluidos cinturones y teléfono móvil.
  • Los dispositivos electrónicos como ordenadores, tablets y teléfonos móviles deberán ir con las baterías cargadas para poder comprobar su contenido en caso de que así lo requieran, sobre todo en países extranjeros. En Europa no es ni mucho menos habitual pero ante sospechas pueden hacerlo y tienes la obligación de facilitarlo.
  • Deberás colocar fuera de la mochila en una bandeja aparte los ordenadores y tablets
  • No podrás pasar objetos punzantes o explosivos como petardos o mechero.
  • Deberás colocar en otra bandeja los abrigos y chaquetas. No los podrás llevar puestos al pasar el escáner.
  • Las mochilas y bolsas también deberán ir en una bandeja. Por el escáner todos los objetos deben ir en bandejas.
  • No podrás pasar líquidos. Si llevas bebidas como agua, refrescos etc, deberas tirarlos. Se permiten recipientes transparentes de 100ml (consultar cambios de normativas)
    • Según la web de AENA, se consideran líquidos:
      • Agua, refrescos, comida líquida, etc.
      • Cremas, pastas de dientes y similares, colonias, perfumes, etc.
      • Gel (ya sea champú o de cualquier tipo).
      • Espumas, desodorantes y aerosoles en general.
      • Sustancias del estilo y similares

La norma afecta a maquillajes y cremas habituales aunque a veces hacen un poco la vista gorda con estas cosas. Aun así te puedes arriesgar a que te lo quiten y lo desechen.

*Para más información visita: http://www.aena.es/es/pasajeros/liquidos-en-equipaje-mano.html

Pasaremos las bandejas por el escáner y cuando nos lo indiquen pasaremos bajo el arco de seguridad. Si no pitas, pasarás sin más pero si pitas te podrán hacer un registro manual hasta encontrar el motivo por el que pitas.

check-in-seguridad-aeropuerto

También pude ser que te registren aunque no pites, simplemente porque lo hacen de manera aleatoria o porque tuvieran alguna sospecha.

Una vez hemos pasado el control de seguridad, dejaremos las bandejas en unas mesas que hay tras el control y en la que podremos colocarnos los abrigos, cinturones y coger nuestras pertenencias tranquilamente.

Hay aeropuertos muy restrictivos con los controles de seguridad como los aeropuertos de Estados Unidos. Es habitual pedir a los pasajeros que se descalcen e incluso hacerles pasar por un detector de explosivos que consiste en una cabina cerrada herméticamente en la que se expulsa un chorro de aire bastante potente que es capaz de detectar cualquier sustancia sospechosa.

Si en un control de seguridad te ven anormalmente nervioso u observan un comportamiento fuera de lo común, ten por seguro que te registrarán y te llevarán a interrogar a alguna sala de control y te pueden llegar a negar el embarque, así que no gastes bromas ni te pongas nervioso.

Actúa con naturalidad y sigue las indicaciones de los agentes de seguridad.

Zona de embarque

Después de todo esto estaremos en la zona de embarque. Es la zona donde se encuentran las puertas de embarque al avión y la última instalación del aeropuerto que visitaremos antes de embarcar.

Ten en cuenta que una vez dentro de esta zona, no podrás volver atrás, no podrás salir y tendrás un buen problema si decides no viajar (deberás de tener una muy buena excusa para no hacerlo).

El avión no saldrá si la maleta de algún pasajero está dentro y el pasajero no. Tendrán que buscar la maleta y sacarla de la bodega del avión y es una situación que crea muchos inconvenientes y puede acarrear multas.

Lo primero que debes hacer es encontrar  la puerta de embarque de tu vuelo. Por norma general vendrá escrita en tu tarjeta de embarque pero no te confíes, compruébalo en los paneles que encontrarás repartidos por todo el recinto y que son iguales a las que encontraste en el hall de entrada del aeropuerto.

La puerta constará de una letra y un número. La letra corresponde a la zona e irá sobre algún fondo de algún color, y el número es el número de puerta en sí. Puede haber varias zonas (A, B, C, D, E, etc…cuanto más grande es el aeropuerto, más zonas habrá).

Localízala y ve hasta ella para asegurarte y una vez lo tengas claro, ya puedes relajarte y curiosear por todas las tiendas y servicios que el aeropuerto dispone para los pasajeros.

puertas-de-embarque-aeropuerto

Ten en cuenta que las distancias entre puertas pueden ser de cientos de metros y llegar de una zona a otra puede llevarte más tiempo del que imaginas así que lo primero es localizar la puerta.

Las puertas suelen tener alrededor una sala de espera abierta con asientos, aquí verás una pantalla con indicaciones del vuelo que va a embarcar ahí. Si el vuelo siguiente en salir por esa puerta es el tuyo, verás que en la pantalla que indica el número de vuelo, la compañía y el destino.

Es posible que haya algún vuelo antes que el tuyo en esa misma puerta así que hasta que no despegue ese vuelo, no saldrá el nuestro en pantalla. Ante cualquier duda acude a información.

En la tarjeta de embarque también te indicará cuando empieza el embarque del vuelo, por lo general unos 45-30 minutos antes de la hora de despegue así que tenlo en cuenta. Una vez hecho esto, puedes ir a explorar la zona de embarque.

Aquí es donde encontramos los famosos Duty Free, que son las tiendas en las que te descuentan el IVA cuando tienes un billete hacia un país fuera de la Unión Europea.

duty-free-tiendas-aeropuerto

Antes eran muy populares porque España no formaba parte de una unión económica de países con una moneda común, como sucede ahora con el euro y existían fronteras y aranceles entre esos países.

Al caer estas restricciones y existir el libre comercio, se considera que los ciudadanos pertenecientes a esos países no tienen derecho a reducción fiscal.

Si estamos en otro país fuera de la unión europea y hemos hecho compras con derecho a ello, podemos pedir la devolución de los impuestos locales presentando los tickets en unos mostradores dispuestos para tal fin que podemos encontrar en la misma zona de embarque. Encontrarás carteles en los comercios del país que tengan escrito las palabras TAX FREE o sea, libre de impuestos 

En los Duty Free se pueden comprar varias cosas pero principalmente venden tabaco, alcohol, perfumes y chocolates (famosa es la clásica tableta triangular de Toblerone)

Pero no solo hay Duty Free en esta zona, encontraremos comercios de todo tipo y marcas, cafeterías, restaurantes, librerías, zonas para descansar, puntos de acceso wifi e incluso ordenadores en algunos aeropuertos como el de Hong Kong.

Aeropuertos como el de Dubai o Catar contienen auténticos centros comerciales dentro de las zonas de embarque, pudiendo incluso comprar coches de lujo (los encontrarás dentro expuestos, una auténtica pasada).

lujo-aeropuerto-de-Dubai

Encontramos cosas como salas para el rezo en aeropuertos de países musulmanes o de mucho tránsito de viajeros con estas necesidades e incluso hoteles dentro de la misma zona de embarque. Como puedes ver, la zona de embarque alberga todo un micro mundo dentro de sí.

Algunos aeropuertos compiten entre sí por ver cual es el que ofrece mayores comodidades y servicios y algunos se han hecho muy famosos como el de Hong Kong o el de Singapur.

Embarque en el avión

Embarcar es el momento en el que accedemos al avión. Deberás acudir a la puerta de embarque a la hora que te hayan indicado (en los paneles de información verás que si tu vuelo está embarcando lo anunciarán)

El embarque se hace de distinta forma según el vuelo, el avión y la compañía. Por regla general entrarán primero las clases vip como la Business y similares. En las compañías low cost se puede pagar por tener el privilegio de embarcar primero (priority board en inglés).

A pesar de ello se suele embarcar primero a personas con movilidad reducida o con niños muy pequeños. Tras ello lo normal es que se haga una enorme fila para entrar al avión (que de nada sirve hacer porque si tienes tu número de asiento asignado da igual si entras antes o después).

cola embarque avion

En otras ocasiones, sobre todo en vuelos con aviones de gran tamaño, se suele embarcar por orden de fila, entrando primero las filas traseras y así progresivamente hasta las delanteras. El personal encargado te pedirá la identificación y la tarjeta de embarque. Si es de papel, recortará la parte pequeña y te la dará, quedándose ellos la parte más grande.

Entonces podremos acceder al avión, que puede ser de 2 maneras:

  • Por una pasarela que va directamente a la puerta del avión.
  • Por autobús que tomaremos a pie de pista y que nos llevará hasta donde se encuentra el avión, al que accederemos por una escalera.

Dentro del avión

Una vez entres encontrarás a parte de la tripulación del avión que te dará la bienvenida. Te volverán a pedir tu tarjeta de embarque y te indicarán hacia donde queda tu asiento, si a izquierda o derecha.

tripulacion-de-avion

En aviones grandes, encontrarás 2 pasillos y en aviones medianos y pequeños uno central. La disposición suele ser en aviones medianos y algunos pequeños con un pasillo central de 3 asientos a cada lado.

A380-asientos

En aviones grandes con 2 pasillos la disposición de asiento suele ser de 3-4-3 (dos filas laterales de 3 asientos y una central de 4 aunque en ocasiones debido a la morfología del avión te puedes encontrar algunas filas con 2 asientos nada más, como en el A380 junto a las salidas de emergencia)

  • Un avión pequeño podría considerarse con una capacidad de entre 50 y 100 pasajeros. Un ejemplo es el CRJ1000 de Air Nostrum. Suelen hacer viajes regionales como por ejemplo Madrid-Valencia o Valencia-Mallorca
  • Un avión mediano tiene una capacidad de unos 200 a 300 pasajeros, siendo de los más comunes el A330-300. En estos aviones se hacen viajes de media distancia como máximo de unos 3.000-4.000 kilómetros. Se suelen usar en vuelos nacionales y por Europa como Barcelona-Paris o Valencia-Estambul.
  • Un avión grande tiene una capacidad de entre 400 y 600 pasajeros siendo uno de los más comunes el Boeing 777-300 y siendo el de más capacidad el famoso A380 de Airbus con 853 pasajeros en configuración de alta capacidad aunque en la práctica suelen ser algo menos de 600. Se utilizan para largas distancias con trayectos de más de 4 horas de duración como Madrid-Nueva York, (unas 8 horas) o Frankfurt-Shangai (unas 11 horas)

Por regla general los asientos business se encuentran en la parte delantera (en aviones de doble piso como el A380 suelen estar en la parte superior). La disposición suele ser de 3 asientos a cada lado. Encima del asiento están los porta-maletas para el equipaje de mano aunque, si cabe, podrás dejar tus pertenencias debajo del asiento delantero.

En tu asiento encontrarás un cinturón de seguridad y en el respaldo del asiento delantero una bandeja y un bolsillo con información de la aerolínea como un folleto de seguridad, alguna revista y una bolsa para el mareo pues hay gente que puede llegar a marearse (en compañías low cost como Ryanair directamente no hay nada de esto).

Cuando el vuelo esté listo, los tripulantes de cabina pasarán asegurándose de que todo el mundo está correctamente sentado, con los cinturones abrochados, las ventanillas subidas, con los asientos en vertical y las bandejas replegadas.

cinturon-asiento-avion

El capitán de la aeronave dará la bienvenida al vuelo por megafonía, te informará sobre el destino y la duración del vuelo así como un breve parte metereológico de lo que espera que ocurra en el vuelo.

Entonces cierran las puertas, presurizan la cabina (cosa que tu no notas) y empiezan a dar las instrucciones de seguridad, la típica escenificación de las azafata y (cada vez más) azafatos en mitad del pasillo. Por entonces el avión ya habrá empezado a moverse por la pista camino de la cabecera de la pista de despegue.

pista-de-despegue

En aeropuertos grandes esto puede llevar varios minutos y además, normalmente suele haber cola para despegar por lo que estarás esperando y viendo como otros aviones despegan delante tuya.

El momento que el avión empieza a moverse por la pista se conoce como “taxi”

Cuando sea nuestro turno, el avión enfilará la pista de despegue y cuando reciba la orden de despegar inmediatamente encenderá los motores al máximo, notarás el empuje que te empuja en tu siento, el ruido del motor y como el avión acelera hasta alcanzar unos 300 kilómetros hora. Es quizá el momento más inquieto de todo el vuelo junto con el aterrizaje pero es emocionante.

Verás que de repente el morro se levanta y notarás esa sensación de vacío que se siente cuando las ruedas abandonan la pista y el avión se eleva en el cielo. Enseguida oirás un ruido que viene de la parte baja del avión; no te asustes, es el tren de aterrizaje plegándose.

avion-despegando

Es curioso porque de repente la sensación es que todo se torna más suave, no hay rozamiento de las ruedas en el asfalto y solo notarás como la nave sube y sube unos minutos, primero muy acusadamente y luego de manera más paulatina.

Pasados unos 20 minutos si todo va bien, habremos superado las nubes y el indicador de cinturón abrochado se apagará indicando así que ya no hay peligro y que el avión está en velocidad de crucero rumbo a su destino.

azafato aerero

Durante el vuelo y según la compañía y avión, podría ser que te ofrecieran algo para comer o para comprar, así como algún sistema de diversión como películas o incluso videojuegos como en compañías como Lufthansa o Emirates Airlines.

En los vuelos cortos como los que se hacen por Europa no suele haber nada de eso. En cualquier caso deberás consultar a la compañía en cuestión para saber los servicios que incluye tu billete. Tienes que saber que encima de tu asiento tienes junto al indicador de cinturones abrochados, un botón para llamar al personal de abordo, un chorro de aire regulable y una luz que se enfoca en tu dirección.

cinturones-abrochados-avion

Mientras se encuentre la luz encendida de cinturón abrochado no te podrás levantar bajo ningún concepto de tu asiento. Durante el trayecto sencillamente disfruta del vuelo.

Si vas a un país fuera de la Unión Europea, antes de aterrizar y según el país de destino, te darán una hoja de inmigración que deberás rellenar con los datos que ahí te solicitan como el número de pasaporte, nombre y apellido y si tienes algo que declarar. Es un documento legal y no se puede falsear. Te pueden denegar la entrada si este papel contiene información falsa.

hoja de inmigracion

Media hora antes de aterrizar notarás que el avión pierde altura, de la misma manera que notas en un coche cuando pasas por un gran badén o desnivel. El comandante del avión se dirigirá por megafonía de nuevo a los pasajeros para informarles que va a comenzar la maniobra de aproximación al aeropuerto de destino e informará de cosas como la temperatura y hora local.

A falta de 15 minutos o así, se encenderán las luces de cinturones abrochados y notarás que el avión está a los mandos del comandante, que maniobrará para enfilar el avión a la pista para aterrizar. Es el segundo momento crítico de un vuelo pero todo está muy controlado. Notarás que el avión se mueve bastante y puedes sentir pérdidas repentinas de altura. No te asustes pues es totalmente normal.

avion-aterrizando

De la misma manera, se puede dar el caso de que el avión se vea obligado a dar vueltas en círculos esperando a poder tomar tierra porque haya más aviones en cola para aterrizar. Cuando quieras darte cuenta notarás el contacto de las ruedas con la pista, será algo brusco y notarás que el avión va a mucha velocidad pero no temas, frenará.

Volveremos a hacer “taxi” hasta el punto donde nos bajaremos de la aeronave que igualmente puede ser en mitad de pista, con lo que tendremos que ir en autobús a la terminal, o directamente a una pasarela donde podremos pasar a la terminal directamente.

En el aeropuerto de llegada: Control de pasaportes

Si vamos a un país fuera de la Unión Europea, antes de recoger el equipaje deberás pasar por el control de pasaportes de la aduana. Aquí te revisarán que llevas la documentación adecuada y que cumples los requisitos de entrada al país.

También entregarás la tarjeta de inmigración que hemos rellenado en el avión. Si no lo haces en el avión deberás hacerlo a la llegada al aeropuerto.

control-de-pasaportes

Te indicarán donde coger las hojas y te facilitarán bolígrafos para tal fin. Puede que te hagan preguntas sobre la duración de tu estancia o donde piensas dormir. Tu contesta tranquilamente, si no entiendes las preguntas haz signos de que no entiendes y si es necesario llamarán a un traductor.

Recogida de equipaje

Una vez pasado el control de pasaportes (si es que hemos tenido que pasarlo) deberemos dirigirnos a recoger nuestra maleta a las cintas. Normalmente estará todo el camino indicado por donde debes ir y solo deberemos seguir estas indicaciones (verás maletas dibujadas en los carteles).

A la entrada al hall de recogida de maletas encontraremos unos paneles de información con los números de vuelo, su procedencia y el número de cinta por donde van a salir las maletas de ese vuelo. Solo tendremos que esperar a que salga nuestra maleta y recogerla. Si no hemos facturado equipaje directamente nos dirigiremos a la salida.

cintas-recogida-de-equipaje

Justo antes de las puertas de salida encontramos por norma general un control de aduanas donde podremos declarar aquellos bienes o dinero que tengamos obligación de declarar. También pueden requerirnos para un registros aleatorio o porque tengan alguna sospecha.

La máxima cantidad de dinero permitida para pasar a un país sin declarar suele ser de 10.000 dólares

Una vez pasas esas puertas con tu equipaje oficialmente has entrado al país. Ahí se encontrará la gente esperando a sus familiares y amigos. También encontraremos casas de cambio y servicios de transporte a la ciudad tanto público como privado. Al salir al exterior normalmente encontramos taxis, autobuses, etc.

Dependerá de cada aeropuerto la disposición y servicios disponibles. A veces desde el mismo aeropuerto sin salir a la calle se podrán acceder a estaciones de metro o tren como en Schiphol (Amsterdam) o los aeropuertos de Valencia y Madrid.

hall-llegadas-aeropuerto

Las dudas los días previos: aleja los malos pensamientos

Los días previos te asaltarán las dudas y si es algo que te produce miedo, sentirás ansiedad. Te vendrán a la mente todas las catástrofes aéreas que has visto y entrarás en modo pánico.

Debes evitar pensar en ello y evitar ver documentales y películas sobre catástrofes aéreas. Todo eso solo alimenta tu ansiedad y no aportan nada positivo a tu experiencia y situación.

Tienes que pensar que volar es el medio de transporte con menos accidentes y víctimas mortales de todos los que existen. El hecho de coger el coche para llevar a tus hijos al colegio o para ir a trabajar conlleva más riesgo que hacer un viaje en avión. Parece mentira pero es cierto.

a380

Coger el coche es algo que tenemos interiorizado y que estamos muy acostumbrados a ver y hacer desde la infancia. El hecho de poder controlar el automóvil e ir por tierra firme son argumentos suficientes para que tu cerebro perciba la actividad como algo con riesgo mínimo. Pero la realidad es que miles de personas sufren accidentes de tráfico solo en España y en la mayoría de casos por culpa de terceros.

Las probabilidades de sufrir un accidente en un avión son mínimas, las normas de seguridad enormes y se deben de dar varias circunstancias a la vez para que se produzca un fatal desenlace. Nadie está libre de riesgo pero si lo miramos desde el punto de vista de las probabilidades, el riesgo es mínimo.

Además, míralo de esta manera, para que veas como es el cerebro humano:

Cuando compramos lotería siempre pensamos que es muy difícil que nos toque y la sensación que tenemos es la de que no nos va a tocar. Sin embargo cuando subimos a un avión, muchas personas piensan lo contrario, que aunque las posibilidades de sufrir un percance sean mínimas, nos va a tocar a nosotros esa mala fortuna. Es increíble pero tienes mas probabilidades de ganar la lotería que de sufrir un accidente de avión….de hecho cada año hay más gente a la que le toca la lotería en el mundo que víctimas de accidentes aéreos…piénsalo.

El día antes duerme bien y descansa

Es importante subir al avión sin cansancio y a tope de energía. El cuerpo se adapta mejor a las situaciones y asimila mejor las experiencias si se encuentra hidratado y descansado. Así que dormir bien el día antes y estar bien hidratado es fundamental no solo para viajar en avión sino para hacer cualquier actividad cotidiana.

Mejor siéntate en la parte delantera del avión

Por regla general los mejores asientos de un avión son los que están en la parte delantera. Compañías como Ryanair cobran un plus por viajar en estos asientos y es sabido que las clases vip como la business suelen estar en la parte delantera; por algo será.

También hay gente que siente más seguridad estando más cerca de la cabina de los pilotos del avión ya que sienten más poder de control de la situación.

asientos-delanteros-avion

También la parte delantera del avión es más silenciosa, se oyen menos los motores y donde se siente menos movimiento.

En la parte media se encuentran las alas y unas de las salidas de emergencia. Normalmente hay asientos con más espacio delante por motivos de seguridad (se suele omitir 1 o 2 filas de asientos según el modelo de aeronave).

asientos-salida-emergencia-avion

Son asientos ideales para personas altas o con movilidad reducida pero como punto negativo, las ventanillas tienen poca visibilidad ya que coinciden con las alas y los motores y por ello también el ruido es mayor.

En la parte de atrás el avión se mueve más y al despegar se nota más la sensación de vuelo que delante, pues el empuje de los motores hacen que sea así y la forma natural en la que el avión se eleva hace que tengamos más sensaciones al igual que ocurre, por ejemplo, en una montaña rusa.

Si eres muy alto, solicita el sitio en las salidas de emergencia, tus piernas y rodillas te lo agradecerán. Si te mareas mucho, mejor ponte delante. Si quieres ahorrar dinero en compañías low cost, te tocará sentarte atrás.

Las turbulencias: que son y consejos

Las turbulencias es uno de los aspectos de un vuelo más temidos, lo más comentado y preguntado (¿quién no ha preguntado alguna vez a alguien que acaba de aterrizar de un vuelo si ha tenido turbulencias?). Son el gran enemigo de los pasajeros y a su vez es quizás una de las menores situaciones de riesgo que puedes vivir.

Las turbulencias no son agradables, eso es cierto, son incómodas y causan incertidumbre e inquietud sobre todo en los pasajeros con menos experiencia. A veces realmente te hacen pasar miedo y un mal rato independientemente de lo experimentado que seas cogiendo aviones pero en términos generales, las turbulencias son inofensivas.

turbulencias

Tienes que pensar en las turbulencias como en un gran recipiente lleno de gelatina. Imagina que el avión está en medio de un gran recipiente lleno de gelatina. El avión sube y baja y se zarandea pero no puede caer hasta el fondo por la densidad, ¿verdad? Pues esto son las turbulencias y se comportan de una manera muy similar a la gelatina.

Además las aeronaves están diseñadas para soportar vientos y zarandeos superiores a cualquier fuerza registrada en el aire y a no ser que haya un problema estructural en el avión, sucederá como con las alas de un ave. Las turbulencias son solo corrientes de aire y harán moverse al avión pero ten por seguro que no lo van a derribar.

volar-es-un-placer

Piensa en la fragilidad de las alas de un ave. Sus huesos y cartílagos son frágiles y aun así soportan esos mismos vientos que soporta el avión sin caerse. El avión está diseñado imitando las alas de un pájaro.

Además los pilotos suelen evitar las turbulencias para comodidad de los pasajeros.

Otra cosa a tener en cuenta en las turbulencias es el tamaño del avión: cuanto más pequeño, más movimiento y cuanto más grande menos. Es más difícil zarandear a un gigante como el A380 que a una avioneta de hélices así que cuanto más grande es el avión, menos sentirás las turbulencias.

Evitar dolor de oídos al aterrizar

Debido a la pérdida de altura y de presión, cuando el avión desciende las personas pueden sentir molestias y dolor en los oídos siendo más sensibles a estas molestias aquellas personas con problemas en los mismos, con oídos taponados, problemas de sinusitis y personas congestionadas en general.

También debido a esta presión, el dolor puede trasladarse a la zona craneal y la cara en general.

Además, la descompresión que es la liberación de aire en el organismo ante el cambio de la presión ambiental, se suele realizar por los oídos, de la misma manera que los buzos hacen al subir y bajar de la superficie.

dolor-de-oidos-avion

Sin embargo, en el avión no es igual que en el mar gracias a que la cabina del avión está presurizada y se mantienen condiciones de presión similares a las que hay en tierra.

Aun así, el cuerpo sufrirá un aumento de presión y necesitará liberar cierta cantidad de aire que por regla general sucede lentamente y sin apenas notarlo gracias a que los pilotos descienden la aeronave de manera progresiva y lenta para evitar las molestias que una repentina pérdida de altura pueda ocasionar.

En la mayoría de los casos sentirás como que tus oídos se destaponan de manera natural, otras veces simplemente tapándote la nariz y expirando con cierta fuerza podrás ayudar a tu oído a liberar ese aire, como hacen los buzos.

dentro del avion

El problema viene cuando no podemos hacer esa liberación de aire por problemas como las sinusitis, tapones de oído y similares.

En esos casos el cuerpo no puede liberar ese aire y no puede compensar la diferencia de presión y por lo tanto ese aire hará una presión que afectará al oído provocando dolor y pudiendo darse el caso de que se pueda extender a las encías, la boca y la careta facial ocasionando dolores y punzadas en los casos más graves.

Si nos encontramos muy mal puedes hacérselo saber al personal de abordo; ellos te darán algunos consejos para que te sientas mejor.

auxiliar-de-vuelo

No hay que alarmarse, es normal y no irá más allá de las molestias relatadas. Al aterrizar el dolor parará en términos generales aunque te pueden quedar secuelas como oídos taponados y algo de dolor de cabeza.

Los oídos taponados se curarán una vez hayas descansado y dormido. Al despertarte verás que tus oídos ya no están taponados. Aun así, si te encuentras mal, ante la duda siempre deberás acudir al médico y recibir atención médica.

Algunas de la cosas que podemos hacer para evitar molestias del oído
  • Usar algún descongestionador nasal tipo Utabón o similares (consulta a tu médico antes). Ayuda a mantener despejada la nariz y evita la acumulación de mucosidad en la nariz además de dilatar todos los conductos del sistema respiratorio en la cabeza (recuerda que nariz y oídos se encuentran conectados). Es aconsejable aplicarlo al despegar y media hora antes de aterrizar, cuando la nave empieza a descender (el capitán del avión avisará del comienzo de la maniobra de pérdida de altura y aproximación al destino)
  • Otra opción es masticar chicle durante el despegue y sobre todo durante el aterrizaje ya que el movimiento de la mandíbula ayuda a liberar el aire de los oídos.
  • Hablar con tu compañero de asiento. Al igual que al masticar, hablar ayuda a liberar el aire acumulado.
  • Beber un poco de agua es un aliado en nuestro viaje.

No bebas alcohol

El alcohol deshidrata y eso es una situación enemiga de los vuelos. Al sentir deshidratación tu cuerpo reaccionará negativamente, sintiendo dolores de cabeza y nauseas y conseguirás que tu viaje sea una mala experiencia.

Algunos lo hacen para desinhibirse y sentir menos miedo pero a la hora de la verdad, físicamente es peor y mucho más incómodo para el cuerpo.

no-bebas-en-el-avion

Piensa que aunque bebas te encontrarás en una situación de estrés y el alcohol no es una buena opción ante ello.

Lo mejor es subir al avión con una botella de agua fresquita y vivir la experiencia con tranquilidad y naturalidad.

No tomes tranquilizantes

Mucha gente comete el grave error de tomar tranquilizantes para subir al avión. Es un error y además está contraindicado por las aerolíneas y autoridades aeroportuarias por razones de seguridad.

En caso de percance o situación de peligro en la que por ejemplo sea necesario evacuar el avión, si te encontraras bajo los efectos de un tranquilizante te sería mucho más complicado actuar de manera segura y correcta.

Se han dado casos pasajeros bajo los efectos de tranquilizantes que quedaron en un estado de relajación o semi inconsciencia tal que no pudieron reaccionar ante una situación de emergencia, provocando un problema de seguridad no solo para ellos sino para el resto de pasajeros y tripulantes.

volar tranquilamente

Si los síntomas de estar bajo sedación son muy evidentes, te pueden prohibir embarcar en el vuelo.

Además con los relajantes musculares tipo Diazepan puede suceder que los músculos se relajen de tal manera que sentirás unas constantes ganas de ir al aseo y te pasarás el vuelo levantándote.

A no ser que sea bajo control médico y en situaciones de extrema ansiedad y necesidad, no deberías tomar ningún tipo de relajante o tranquilizante para volar.

Elige asiento en ventana

Si tienes la oportunidad de elegir asiento en el avión tienes 3 opciones como norma general: ventanilla, en medio o pasillo.

¿Por qué te recomendamos que elijas ventanilla en el avión?:

  • Podrás controlar en todo momento la dirección que toma el avión. Eso te dará sensación de seguridad y control
  • Si miras por la ventanilla te marearás menos. En los otros asientos pierdes la percepción espacial y si de repente el avión vira no sabrás que está pasando ni hacia donde vas y puedes marearte y sentirte desorientado.
  • En el lado de la ventanilla tienes más espacio vital, puedes apoyar la cabeza y te es más fácil abstraerte de la monotonía del interior del avión.
  • Podrás disfrutar del paisaje, algo que suele relajar a la mayoría de personas y motivo suficiente que justifica cualquier vuelo. Ver las nubes, el amanecer o el atardecer desde el avión son espectáculos que no tienen precio. Lo mismo ocurre al mirar abajo, si vuelas por encima de ciudades y accidentes geográficos como cordilleras montañosas o ríos, el espectáculo está asegurado. El tiempo pasará más rápido y no pensarás tanto en las cosas negativas.

asiento en ventanilla

Si vas en el asiento del pasillo no verás nada por la ventanilla, aunque como punto a favor, no tendrás que molestar a nadie para levantarte y esto de dará mas sensación de libertad dentro del avión.

La peor opción por supuesto es ir entre asientos, o sea, ni en pasillo ni en ventanilla. Sencillamente tu espacio vital se ve reducido, te encuentras rodeado y no puedes ni mirar por la ventanilla ni salir de tu asiento sin tener que molestar a tu acompañante. A no ser que viajes con amigos o familiares, evítalo a toda costa.

Disfruta de la experiencia

Volar es una experiencia increíble y desde aquí pensamos que todo el mundo debería vivirla alguna vez en su vida. Es algo realmente diferente y si lo piensas detenidamente, increíble. Es una suerte tener la opción de volar y que sea algo casi al alcance de cualquiera persona.

Hoy en día es la opción más segura de transporte. Te permite ir a cualquier lugar del mundo en muy poco tiempo y la sensación de volar en sí misma ya bien merece el viaje en sí.